Sobre mí

Nací estrenando el mes de agosto del año 1982. En Madrid.

Crecí en esta misma ciudad y pronto aprendí a amar y a odiar a partes iguales algunos de sus rincones.

A los 6 años quise pasar las mañanas de los sábados dibujando en el taller de una pintora y allí descubrí cuánto me gustaba el olor a óleo y aguarrás.

Empecé a escribir porque no quería que se me olvidara nada.

Creo que siempre me gustaron los cuentos. Y de tanto oírlos empecé a contarlos: primero con la voz; luego con los lápices.

Mi padre me dijo una vez que soy nostálgica del tiempo de otro.

Yo pensaba que la imaginación era un país.

He aprendido que ilustrar es como leer el mundo entre líneas y traducirlo a un idioma propio. Bienvenidos a mi mundo…